fbpx

AVISTAJE DE BALLENAS

 
Crédito fotos:
@Madryn.Travel
@MaxiJonas

AVISTAJE DE BALLENAS

POR QUÉ IR Desde la década del 70, se volvió un espectáculo maravilloso para quienes visitan Chubut durante los últimos meses del año (si bien arriban a las aguas que rodean a la Península Valdés a mediados de mayo, es en septiembre y en octubre que alcanzan su número máximo). Sí, hablamos del avistaje de ballenas, que todos debiéramos disfrutar, al menos, una vez en la vida. A la vastedad de este escenario natural, se suma la posibilidad de ver en alza la inmensidad de estos cetáceos. Las ballenas francas se asoman todos los años al Golfo Nuevo, ofreciendo un espectáculo único; y sabemos que no pasan desapercibidas. Si tenés planeada esta visita, te contamos que hay tres modalidades de avistaje: costero, a pasos de distancias (desde el Área Natural protegida El doradillo); embarcado (desde Pirámides); costero de ballena (desde la costa de Puerto Madryn). Sumate a esta danza de las ballenas que, lejos de huir, se acercan, muestran sus saltos y nadan en círculo alrededor de las embarcaciones como símbolo de que todo está bien. A veces, no hace falta nada más que detenerse, observar y dejarse hipnotizar. La naturaleza tiene todo para hacerlo.

RECOMENDADO En la medida de lo posible hacer la excursión de avistaje por la mañana, que es cuando el mar suele estar más tranquilo. Si optás por la modalidad marítima, desde Puerto Pirámides, es clave llegar abrigado y llevar una campera rompe viento. Y siempre es bueno recordarlo: asegurate de realizar las excursiones con alguna agencia oficial que posea autorización de Prefectura Naval Argentina.