fbpx
Con destino a Tigre

Hay lugares que parecen adaptarse literalmente a los deseos de quienes lo visitan. Algo así como un elige tu propia aventura. Ese parece ser el caso de Tigre, que cuenta con planes para todos: para quienes sólo quieren ir a pasar el día; para los que buscan alejarse (pero, no tanto) de la ciudad un fin de semana cualquiera; o bien para aquellos que tienen como objetivo desconectarse para conectarse con la naturaleza, por varios días. 

Bajar un cambio (o varios) del propio ritmo es posible; y para ser turista no es necesario hacer miles de kilómetros. Ya sea que decidas visitarlo desde Buenos Aires o desde otro lugar del país, en Travelera te contamos algunos puntos necesarios del #kit de viaje a Tigre. Un mix perfecto entre río (encuentro del Paraná y del rio de la Plata), feria ribera y mercado de artesanías.

Si lo elegís como destino, imposible no realizar un recorrido por crucero por el delta (uno de los más grandes del mundo). Este paseo te permite no sólo lanzarte a la aventura del agua, sino que además te permite observar sus casitas pintorescas y sus muelles. Lo bueno es que cuenta con una amplia frecuencia horaria. Confirmado: a Tigre se lo recorre por tierra y por agua (como corresponde).

Clásico y atractivo. Así podemos definir al infinito (y no exageramos) mercado de frutos, ubicado en la última dársena. Allí se combinan el antiguo comercio de alimentos (pensado, principalmente, para abastecer a quienes viven en las islas) con bellísimas casas de decoración, de accesorios y de muebles. Si pensás realizar este paseo, desde Travelera te recomendamos que sea lo más temprano que puedas, no sólo por su extensión sino porque a partir del mediodía la cantidad de personas se incrementa.

Para quienes aman los deportes acuáticos, remar en kayak es la opción. Pero, si sos principiante y querés lanzarte a la aventura es posible: contás con instructores que te indican cómo remar, sin tener experiencia previa, con la opción de subirte a un kayak doble que es mucho más estable (entendidos en el tema, nos darán la razón). La idea es que no renuncies a una actividad que te tienta. Es una alternativa bellísima para quienes transitar, contemplar y descubrir los secretos de sus arroyos. ¿Lo mejor de todo? Podés ir parando durante el recorrido; y hacer almuerzo y sobremesa en alguno de los paradores.

El Museo Naval de la Nación es otra de las paradas obligadas, ubicado en los antiguos talleres de la Marina. Viajar en el tiempo y conocer el pasado de la navegación no es una utopía. Un lugar que resulta de la mezcla perfecta entre arte e historia. Una historia que se cuenta a través de pinturas, maquetas, barcos y piezas de muchos años. Para los más grandes es un lugar para conocer mucho y en profundidad; para los más pequeños, la posibilidad de soñar y de imaginarse como marineros repletos de aventuras. Un viaje fascinante para descubrir el vínculo entrañable entre el hombre y el mar.

Único en el mundo. Ese podría ser el slogan que muchos utilizan a la hora de hablar del Museo del mate, una costumbre tan arraigada merecía un reconocimiento. La pasión de muchos argentinos cabe en un lugar. La historia aquí se traza a través de un recorrido por los mates y utensilios que acompañaron, a lo largo del tiempo. Con cinco salas se garantiza que itinerario sea pormenorizado y detallado. ¿El final? No puede ser otro que el Mate-bar que incluye mesas para sentarse al sol o a la sombra y compartir una ronda de mates. Porque la idea de esta costumbre siempre es el encuentro.

Otro de los atractivos es el Boulevard Saenz Peña, que cuenta con toda una oferta de arte y de gastronomía. Boulevard Saez Peña también es el nombre que recibe el restaurante, a cargo de la chef Juliana López May, que conserva la estética de un almacén de ramos generales. Su particularidad es que además de deleitarse con las exquisiteces que se preparan, te invitan a recorrer los ambientes donde todo (sí, como leés) está a la venta: mesas, sillas, platos, cuadros, juguetes antiguos, etc. Otra elección es visitar Almacén de flores; un lugar que desborda calidez y el stop necesario en tu recorrido, con carta riquísima (imposible elegir un sólo plato, lo aseguramos)

Si sos de los que aman la vida de hotel, vayas donde vayas, Hotel & Spa San Carlos será de tus favoritos, y como reza su slogan, te enamorarás. Ubicado a pasos de la costa del río y a pocas cuadras de la plaza principal. Cuenta con pileta climatizada y techada, Hammam Spa (un lugar paradisíaco para relajarse a través de la hidroterapia). Aquí la tradición se siente en el aire. Además, cuenta con parrillas para quienes quieren despuntar el vicio de asar.

Otra de las propuestas, es Delta Eco Spa (abrió sus puertas hace 10 años), a media hora de navegación de la estación fluvial. Cuenta con 39 habitaciones, de las cuales 19 son bungallows; y con una capacidad para 114 huéspedes. Entre sus maravillosas instalaciones ofrece: spa con 11 gabinetes de masajes y tratamientos; sauna; baño de vapor; piscina y jacuzzi climatizados y sala de descanso; piscinas externas; minigolf; sala de juegos; gimnasio; canchas de futbol y voley; y kayaks.

Ahora sólo nos resta preguntarte: ¿Cuándo partimos?

Seguí leyendo

San Antonio de Areco: Encanto turístico a pocos kms de Capital

San Antonio de Areco: Encanto turístico a pocos kms de Capital

Sabemos que el concepto de viajar ya dejó de ser exclusivamente sinónimo de grandes distancias y tiempos de traslados. Creemos que viajar, hoy por hoy, tiene más que ver con sensaciones. Y en #Travelera nos gusta sentir. Siempre. Te proponemos el próximo destino de tu...

Culto al vino: la expansión de los wine bars

Culto al vino: la expansión de los wine bars

Porque no hace falta una excusa cuando se trata de una copa de vino, ya sea acompañado o en solitario. Sabemos que es el maridaje perfecto para un sinfín de comidas, y para crear momentos que se transforman en recuerdos. Seguramente, cuando lo cotidiano se vuelve...