fbpx

EL POBLADO

EL POBLADO

POR QUÉ IR Se trata de algo así como la llave para ingresar a la experiencia de la costa patagónica. Respetuosa de la identidad y de la historia local, esta casa cuya arquitectura se fusiona con la naturaleza nos recuerda la construcción típica de las casas de campo, los galpones de ferrocarril y las antiguas fábricas textiles del valle inferior del Río Chubut. Aquí hay y se cuenta historia. Cuenta con cuatro departamentos (con capacidad para entre 2 y 6 personas) totalmente independientes entre sí (Bahía, Península, Salina y Caleta) y oficia como lugar de descanso cercano de la playa. ¿Un plus? Los eventos culturales realizados en temporada baja que sirven como excusa para celebrar, juntarse con amigos en el marco del encuentro con el arte.  ¿Acaso no hablamos de un poblado, con todo lo que significa el concepto? En este alojamiento con escala reducida se prioriza el contacto personalizado ya que hospedarse aquí es como “estar en casa”. Vivir la sensación de hogar se traduce, además, en los objetos antiguos especialmente seleccionados que ofician de decoración. La simpleza se convierte en el nuevo lujo, y en la invitación a descubrir El Poblado.

RECOMENDADO El patio, el lugar de encuentro por excelencia de los huéspedes, para compartir una comida todos juntos. Además disfrutar la barra en planta baja, de cada departamento, para deleitarse con una cerveza en el atardecer o el desayuno de la mañana.