fbpx

GLAMPING:

La apuesta glamorosa del ecoturismo
¿De qué hablamos cuando hablamos de glamping? De Resignificar y de ascender a lujo una experiencia histórica. A la idea de camping tradicional que todo conocemos, en mayor o menor medida, se suma el glamour. Acampar al aire libre, pero con las comodidades y los servicios de los mejores hoteles. Es un fenómeno creciente a nivel mundial y Argentina no se queda atrás. En esta alianza entre el confort y el ecoturismo, se busca (y consigue!) el tan ansiado equilibrio. Para los aventureros, el descanso placentero. para reponer energías, luego de una intensa jornada es posible.

Estos hospedajes se basan en el bajo impacto ambiental, lo que garantiza un respeto auténtico por la naturaleza. Pueden ser: tiendas de campaña, domos o contenedores. La diferencia radica en que convierte al acampe en una versión postmoderna y más costosa porque cuenta con servicios de primera categoría. ¿Bonus? Llegás a destino y tu lugar de descanso ya está armado. ¿No te resulta maravilloso?

DesdeTravelera no nos conformamos sólo con contarte de qué se trata este furor por la versión premium del clásico camping. Armamos una wish list para conocer algunas de las opciones en nuestro país. Agarrá mapa y cuaderno de notas.

 

Eco Domos Lago Verde

Eco Domos Lago Verde, ubicado en el Parque Nacional Los Alerces. ¿Te imaginás acampando con el entorno de uno de los lagos más bellos que puede haber? Su cercanía te permite alistarte en pocos minutos para el sinfín de excursiones que propone la zona. Ideal para fundirse con el entorno. Aquí no sos un extraño en la naturaleza, sino que, sin esfuerzo, te volvés parte de ella. Además, cuenta con habitaciones amplias y cómodas, con camas dobles y simples. La tarifa incluye servicio de limpieza y ropa blanca. Para agendar: permiten enchufar artefactos sólo de bajo consumo ¿Ya te viste durmiendo en un Patrimonio de la humanidad, como es Los Alerces? ¿Y despertar frente al lago? Dejá de soñarlo y hacelo realidad

Inspira

En Villa La Angostura, la parada obligada es Inspira (el nombre ya es un detalle precioso en sí mismo). Este glamping boutique promete hacerte vivir experiencias únicas, en la zona de Puerto Manzano, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Hay tres tipos de carpas (acorde a las necesidades y deseos de cada uno): Domo Tents panorámicos, Burbujas Biofere Tents y Pirámide de Cristal. Más allá de su lujo y comodidad, cuenta con un ritual diario e íntimo: cada noche, si así lo desean, los huéspedes, pueden reunirse alrededor de la fogata para compartir, conversar, charlar y disfrutar de un asado a la luz de la luna acompañado de un copa de vino de la zona o de una cerveza artesanal. ¿El cierre perfecto del día? Los techos transparentes que permiten descansar mirando (¡y contando!) las estrellas. 

Patagonia Eco Domes

Patagonia Eco Domes. ¿Destino? El Chaltén. A los pies del cerro Fitz Roy, un lugar que invita a la reverencia. Todos sus rincones le hacen honor al estilo alpino de este hospedaje. Además, cuenta con restaurant, bar y estacionamiento gratuito. Es realmente una opción para aquellos que buscan aislarse 100% y estar sólo con la naturaleza. Y cuando creés que no podés relajarte más, te das cuenta de que hay un “wellness” dome para realizar yoga y para mimarte con masajes. Naturaleza y paz. Imposible resistirse.

Adventure Domes EcoCamp Patagonia

Para quienes quieran visitar nuevamente El Calafate a bordo de esta experiencia, Adventure Domes EcoCamp Patagonia es una gran invitación. Ubicado en la Península de Colonias, frente al poderoso y majestuoso Glaciar Perito Moreno. Su bar cuenta con comida tradicional argentina y comedor al aire libre. Además, y no es un dato menor, tiene una  sala de juegos. ¿Un detalle exquisito? Poder cenar a la luz de las velas, para sumar mayor calidez a un ambiente que de por sí ya lo es. Vivir una experiencia íntima con la salvaje naturaleza sureña dejó de ser imposible

 

Desconectar para conectarse con la naturaleza, y junto a ella vivir estadía inolvidable. Una agenda de lugares a visitar con estas nuevas alternativas que seducen por su mix de todo lo clásico acampe y con ese toque de distinción que amamos. No nos equivocamos: de ciertas mezclas salen propuestas superadoras y los glampings son una de ellas. ¿En qué momento olvidamos que la naturaleza es un lujo?