fbpx
La ruta gastronómica del mundo sabe a Buenos Aires
Hay varias formas de viajar a través del mundo para conocer las diferentes culturas. Una de ellas, y bien válida, es mediante la gastronomía. A veces, y sólo a veces, el mundo cabe en una mano, o en este caso en una ciudad: la aventura gastronómica en mood Travelera empieza y termina en Buenos Aires. Dejate llevar…

Jardín Japonés

Oriente nunca estuvo tan cerca… LA (así con mayúsculas) cultura del arte culinario japonés encuentra su mejor referencia en el restaurante del Jardín Japonés. En este espacio reina la tranquilidad y la calma (¿puede ser de otro modo?). Conocido por tener sino el mejor (uno de los mejores) sushi de Buenos Aires: un show en sí mismo porque se prepara a la vista de los comensales (aunque su carta es mucho más amplia). Sabemos que Oriente hace de todo un arte (detallista, minucioso y silencioso). Si quieren duplicar la magia del momento, lo mejor es reservar para la cena.
¿Lo mejor de todo? El contexto del Jardín Japonés hace que uno se sienta por unas horas literalmente en Japón, por eso recomendamos pedir una de las mesas (si es al estilo nipón para descalzarse, mucho mejor) cerca de las ventanas. Allí el recuerdo se garantiza como inolvidable.

The night market

Esta vez la propuesta es Oriente al paso y en modo callejero. Cuenta con la típica ambientación de un mercado asiático. Un lugar cargado de simbología para sentirnos en ese continente. La dinámica es a través de fichas que se compran en la caja, que se canjean en los puestos (son sólo 2). ¿Un plus? La comida sale bastante rápido y los mozos la acercan a tu mesa. Un tip travelero: si bien el recambio es permanente, hay pocos lugares para sentarse y las mesas, por lo general, son comunitarias. ¿Preparados para sentir que se pierden, en el buen sentido, por Chinatown? Sugerencia: los dumplings. El desafío: animarse a probar la cerveza artesanal japonesa.

Mykonos

No vamos a romper los platos, aunque la tradición lo ameritaría (eso vamos a dejarlo a quienes saben y son parte del show de danza y música tradicional). Sí, vamos a deleitarnos con esta propuesta mediterránea/griega. Como si hiciese falta la aclaración la comida es abundante y bien sabrosa. ¿Y si la experiencia de sentirnos en Grecia es más porteña de lo que pensamos?

Mishiguene

Volver a la casa de la bobe es posible. Un ambiente tranquilo y relajado para disfrutar (¿existe mejor verbo para referirnos a la casa de nuestros abuelos?) de la comida judía de autor. El sabor tradicional israelí invade desde los panes de las entradas hasta los platos principales. La carta cuenta con información y explicación detallada de cada uno (y los mozos completan, en muchos casos, sus historias). A los tradicionales se suman algunas versiones más libres y con aires modernos. Es imposible ir y no deleitarse con el Pastrón.

La Alacena

Hablar de comida es hablar de Italia, dos palabras que parecen inseparables y que conforman un concepto en sí mismo. Su nombre remite, sin dudarlo, al corazón de la casa: la alacena. Aquí los platos cumplen con la premisa de estar hechos con dedicación y con amor. Toda una verdadera identidad. Porque nunca nos cansaremos de disfrutar de la pasta casera y deliciosa, en todas sus versiones. Punto para el tagliolini a la carbonara, la tarta de mousse de chocolate, para la ambientación y para su calidez (como en familia) del lugar. El clima puede resultar un poco ruidoso, pero…¿Acaso no hablamos de Italia?

Chipper

O la oda a los pescados y mariscos. Es un restaurante de comida irlandesa y británica, que cuenta con mesitas en la vereda. Si la temperatura lo amerita, el balcón y la linda terraza bajo los árboles es un gran opción para disfrutar de un almuerzo al aire libre. Para quienes vayan por primera vez, el bautismo debiera ser con Fish and Chips con puré de arvejas, sumado a las clásicas rabas y al huevo escocés. Pero, a su vez, estar atentos a las sugerencias de quienes saben, deleite garantizado para el paladar. Las cervezas artesanales y la carta de vinos son el maridaje perfecto. Sólo hay que sumergirse en el encanto de Chipper y fluir.

Mezcal

No podemos hablar de un recorrido gastronómico completo si no consideramos la comida mexicana. Se trata de la primera y única mezcalería de Buenos Aires. Además de platos de autor cuenta con coctelería de autor. Una explosión de colores y de sensaciones. Una invitación a vivir el espíritu latino. Ideal para compartir un encuentro con amigos y para pasar un buen rato rodeados de la impronta mexicana.

Sacro

Si te preguntabas si su nombre remite al hueso, la respuesta es un sí. Una experiencia única de comidas del mundo basada en plantas. Una buena manera de “definir” este lugar que abraza la totalidad porque cuenta con comida latina, española, asiática; además con opciones veganas, vegetarianas y sin gluten. Es un desafío real porque es algo totalmente distinto a lo que se experimenta cotidianamente. Amerita visitarlo bastante seguido y animarse a tachar de la lista lo que ya se probó para aventurarse por nuevas propuestas. Cada plato es instagrameable (además, de delicioso por supuesto) y la coctelería que acompaña está a su altura. Todo resulta premium, desde la música hasta su exquisita ambientación, que invitan a moverse en un swing que denota disfrute y un paréntesis en el tiempo. Como bonus, le recomendamos maravillarse con el mural infinito de Eloisa Ballivian.

Y ustedes ¿ya marcaron todos estos lugares en su mapamundi gastronómico?

Seguí leyendo

Con destino a Tigre

Con destino a Tigre

Hay lugares que parecen adaptarse literalmente a los deseos de quienes lo visitan. Algo así como un elige tu propia aventura. Ese parece ser el caso de Tigre, que cuenta con planes para todos: para quienes sólo quieren ir a pasar el día; para los que buscan alejarse...

San Antonio de Areco: Encanto turístico a pocos kms de Capital

San Antonio de Areco: Encanto turístico a pocos kms de Capital

Sabemos que el concepto de viajar ya dejó de ser exclusivamente sinónimo de grandes distancias y tiempos de traslados. Creemos que viajar, hoy por hoy, tiene más que ver con sensaciones. Y en #Travelera nos gusta sentir. Siempre. Te proponemos el próximo destino de tu...