fbpx
Porque en la costa argentina siempre es temporada
La cuenta regresiva para el verano es un hecho y es imposible no pensar en tres destino que podrían ser sinónimos de la nueva estación. Hablamos de: Pinamar, Cariló y Costa Esmeralda. Desde #Travelera diseñamos estos microdestinos con opciones súper variadas para que puedas disfrutarlos aún más. ¿Escapada de fin de semana largo? ¿Próximas vacaciones?

Pinamar

Pinamar siempre estuvo en el podio de los destinos más amados por quienes visitan la costa argentina. A sus clásicos balnearios, que nos invitan a descansar en la arena con libro en mano y contemplar la naturaleza, se suma un abanico bien amplio de alternativas. Sea como sea, la cuestión es disfrutarla hasta que caiga el sol (y más también).

Con respecto a la gastronomía, la excelencia es el denominador común. Con más de 200 restaurantes con la más vasta propuesta (y para todos los presupuestos), porque sobre gustos no hay nada escrito. Uno de nuestros preferidos es El Dorado. Un restó ubicado frente al mar (se gana nuestro corazón, por supuesto) y su especialidad (como corresponde) son los mariscos y las pastas. Un ambiente bien familiar para uno de sus clásicos. Además, es ideal para quienes llegan en grupo. Te súper recomendamos su carta de vinos y su imperdible terraza al aire libre. Vos elegís si vas a disfrutar de un desayuno, un almuerzo o una cena. Nosotros, sin dudarlo, queremos todo.

Pinamar tiene todo para hacer. Tres campos de golf, que figuran entre los tres mejores del país; un nuevo campo de polo; y varios clubes de tenis. Si sos de los que buscan recorrer la ciudad de una manera sustentable y cercana, alquilar bicicletas en Action Bike es una buena manera de cumplir con tu objetivo (y mientras tanto realizás actividad física, no está nada mal). Otra propuesta es junto a Palenque La Tradición, mediante el alquiler de caballos para cabalgatas diurnas, nocturnas y de madrugada por bosques, médanos y playas. Para los amantes del surf, o para quienes quieran incursionar en este deporte, cuentan con diferentes escuelas (¿Quién dijo que no puede aprenderse algo nuevo, aún, en fin de semana de descanso o en plenas vacaciones?).

Más allá de los deportes, un lado B súper recomendable es visitar el ecomuseo de mar, su nombre es Ecomuseo y estación marítima Ing. José María Shaw, ubicado en la estación marítima de la Fundación Ecológica; y su origen es por demás de anecdótico porque nació cuando un nene de 7 años descubrió un molar de Stegomastodon de entre 2.000 a 10.000 años A.P. Aquí se exhiben piezas fósiles, se conoce la historia geológica del lugar y las diferentes actividades que realiza. Además, y vinculado con lo anterior, La Deriva Refugio Natural es el primer parador 100 % ecológico, que surge mediante un emprendimiento de dicha Fundación. Es interesante porque se alimenta sólo con energía eólica y solar. A su vez, sus 24 paneles solares, le permite evitar el uso de energía no renovable. Otro dato que nos encanta es que los residuos orgánicos de su restaurant son utilizados para hacer compost, y sólo se usan vasos de cartón (nada de plásticos, ni sorbetes. Bien por esta iniciativa).

Y porque un día a pura actividad merece un descanso agradable, compartimos con vos dos opciones bien diferentes. Si sos amante de la nueva tendencia de #Glamping (si no sabés de qué se trata, te invitamos a leer la nota aquí en #Travelera), Alterra Glamping es un favorito: un espacio que combina ambiente + arte, ubicado en el medio del bosque y en Alterra Galería de Arte, diseñado por el admirado arquitecto argentino Clorindo Testa. La invitación es vivir esta experiencia en un departamento que sigue los parámetros de la sustentabilidad, convertidos a base de containers para una estadía 100% natural con el menor impacto en el medio ambiente. En cada uno coexisten una sala de estar, una cocina, un baño y un dormitorio. 

En cambio, si sos de aquellos que no pueden renunciar al clásico hospedaje en hotel, Terrazas al mar Resort & Spa es la respuesta; y le hace honor a su nombre. Con una vista impresionante que da a la inmensidad del mar, se trata de una propuesta premium. Cuenta con restaurante propio (con SushiClub Terrazas al mar, un referente en materia de sushi; y Meditarráneo, ubicado en la planta baja y con capacidad para 120 comensales), balneario exclusivo, un área de piscina exterior con solarium e hidromasajes frente al mar y un health club & spa que garantiza aún más relax, como si una estadía frente al mar no fuese suficiente. Con un diseño armónico que no desentona con la ciudad y que convive con la naturaleza, con 76 habitaciones y cómodos apartamentos. ¿Acaso existe mejor opción que relajarse con el sonido del mar?

Cariló

Siguiendo por esta ruta del partido de la Costa, llegar a Cariló es llegar a una especie de cuento. El escenario se descubre perfecto para quienes quieren vivir la experiencia de estar en el bosque, poblado de pinos, aromos y acacias para este destino a poco menos de 400 km de Capital Federal.

Recorrer el centro comercial, ubicado entre las avenidas Divisadero y Boyero, perfecta combinación entre gastronomía y diseño, es un paseo obligado para quienes elijan visitar la localidad en cualquier época del año. En un principio sólo era un lugar para tomar un café, hoy conviven grandes marcas que multiplican su atractivo intrínseco. Ideal para todo momento, pero sobre todo para cuando el clima no acompaña del todo. Las horas pasan en un mix perfecto: tranquilidad, belleza y disfrute. A las propuestas comerciales se suman las culturales, que incluyen arte, música y teatro. ¿Preparados para sumergirse en un cuento de hadas y duendes a plena luz del día? Para quienes quieran intensificar la magia, recorrerlo de noche es la clave.

Si tuviéramos que catalogarlo con estrellas, cinco serían para Demuru, sin duda. Una pizarra con sugerencias y con su puerta  abierta de par en par, es la forma de darte la bienvenida en un ambiente por demás de cálido y pintoresco (muy instagrameable, para los tiempos que corren). Este restaurant lleva el apellido de su chef: Juan Pablo Demuru. Algunos de los visitantes se animan a sentenciar que se trata del mejor restó, por lejos, de Cariló. Elegirlo es sumergirse un buen rato por una atmósfera parisina, cuya excelencia es transversal a todos los aspectos: comida, ambientación y atención. La carta propone fusionar sabores típicos de Francia con otros de otras culturas. Sumado a su propuesta de vinos y sus postres, el resultado es uno sólo: ir o ir. Además, cada plato es abundante y se puede compartir. Eso sí, se recomienda reservar porque es súper solicitado.

¿Es una cuestión de fe? Es probable. Los habitués de La Reserva así lo decretan. Un lugar chiquito, pero con esa indescriptible sensación de hogar. No en vano su lema es: “comida casera”. Lejos de la tendencia de aquello que llamamos comida de autor, aquí la clave es esa cocina que todos conocemos y que todos añoramos, con la sencillez y la exquisitez propias. Siempre con una vuelta de rosca, que hará a la impronta del lugar. Para quienes quieran degustar las pastas, como hacía la nonna, es la cita ideal. A la oferta se suman guisos (favoritos si visitás Cariló durante el otoño/invierno) y carnes.

La Reserva se encuentra en  Boyero 1415, Cariló.

Porque estar en la playa ya nos remite a un descanso placentero, Costa Cariló duplica la apuesta. Es un apart hotel con servicio de Spa (y ya caemos rendidos a sus encantos) ubicado sobre la playa, en la calle Albatros. Encontrás departamentos desde 1 ambiente hasta 3 ambientes superior (acorde a tus necesidades). Un dato interesante es que la pileta, con yacuzzi incluido, cuenta con horarios divididos para adultos y niños. Además, para los más pequeños tiene un servicio de recreación infantil. Todas sus instalaciones y servicios están pensados para una estadía fabulosa y de calidad. #TipTravelero: estate atento porque ofrecen promociones muy variadas como: Estadía + Spa + Masajes; Escapada con amigas; Cumpleaños feliz, etc. 

¿Querés sumergirte, aún más, en el bosque? Entonces Posada del Bosque, como su nombre lo indica, es la correcta. Porque todos soñamos, alguna vez, con un descanso en una cabaña en este contexto. Cuenta con 16 en total. Un lugar que busca el equilibrio perfecto entre naturaleza, confort y servicios (porque, al fin y al cabo, estamos en modo vacaciones). Además es pet friendly (suele suceder que nunca sabemos con quién dejar a nuestra mascota) y tiene promociones de noches sin cargo. También vas a poder disfrutar de su pileta climatizada descubierta, de sus quinchos para el clásico asado a la parrilla, de su desayuno continental y de su servicio de wifi para aquellos que no pueden desconectarse del todo. Si vas con niños, no dejes de consultar su propuesta de recreación que contempla talleres de todo tipo, juegos con orientación y en la playa, búsqueda del tesoro, disfrute en los médanos, torneos, fogones, etc.

¿Bonus? ¡Siempre! Mientras recorrés la localidad, no dejes de prestar atención a sus calles: todos sus nombres refieren a plantas y árboles. Y, por supuesto, no dejes de hacerlo en bici, en cabalgata o por caminatas eternas por la playa.

Costa Esmeralda

Última parada: Costa Esmeralda, es el balneario donde finaliza el Partido de La Costa. Dicen que se trata del balance perfecto entre playa, naturaleza y deporte. Bienestar, tranquilidad y estabilidad son sólo algunas de sus características. De un tiempo a esta parte, se convirtió en uno de los destinos más buscados de la costa argentina. Con un paisaje super agreste y con una parte urbana que recién comienza a desarrollarse, es el sitio perfecto para quienes desean convivir con la naturaleza.

Además de las clásicas caminatas rodeadas de pinos de diferentes edades, los días eternos de playa, los paseos en bici y las cabalgatas durante el día o la noche (con fogón incluido), hay dos atracciones a tener en cuenta: Costa Esmeralda Golf Club, inaugurado hace 10 años, cuenta 27 hoyos y es el segundo más importante del partido. Por otro lado, el Faro Punta Médanos, se puede subir a la torre luego de trepar casi 300 escalones, lo que da una altura de 60 metros aproximadamente. ¿Por qué es importante? Porque fue declarado de interés histórico municipal al cumplir 100 años.

¿Qué elegir en materia de Gastronomía? Tomá nota de todas las opciones. En la playa, podés optar por Parador Punta Norte, el clásico, con una carta pensada para todo el año; Parador Cabo Suelto, para quienes buscan algo más descontracturado y al paso, se trata de un fast food gourmet (panchos, rabas, hamburguesas, papas fritas, entre otros); Pura Vida es para quienes desean extender las horas de playa hasta el infinito, aquí se disfruta el atardecer con música (en verano hay bandas y dj’s en vivo) y tragos. Por otro lado, Club House Golf, está ideado para desayunos para golfistas, menú del mediodía y una amplia carta nocturna con picadas, pizzas, sandwichs gourmet, entre otros.

Para quienes prefieran cerrar su día con alguna vida nocturna, lo mejor es trasladarse (en pocos minutos) a Pinamar o Cariló.

¿Dónde descansar? Costa Esmeralda, como su nombre lo indica, es además un complejo y un mega barrio (compuesto por 15 barrios en total) que busca crear comunidad entre sus vecinos. Todos comparten una misma visión sobre el descanso y la recreación. Algunos de sus pilares son: importancia de la familia, de la seguridad, el disfrute por los deportes (como el tenis, golf, voley, básquet, paddle, etc), la sustentabilidad, el encuentro y la conexión, la naturaleza, y el respeto por el otro y por el medio ambiente.

Costa Esmeralda es esa especie de diamante en bruto (su nombre ya nos da una pista inicial) que invita a descubrirlo. ¿Preparados para develar el misterio?

Seguí leyendo

De encuentros y de Lobby Bar: los imperdibles de Buenos Aires

De encuentros y de Lobby Bar: los imperdibles de Buenos Aires

Lo primero es lo primero: se llama lobby bar al clásico bar de hotel que está ubicado en el vestíbulo del establecimiento (lo que quiere decir que es el salón inmediato a la puerta de entrada principal). Cuenta con mesas y sillas para sentarnos y deleitarnos, tanto si...

El paisaje más soñado: El camino de los siete lagos.

El paisaje más soñado: El camino de los siete lagos.

Dicen los que saben que el 7 es EL número por excelencia. No sabemos si así fue pensado originalmente el famoso camino de los Sietes lagos. Sea como sea, en Travelera nos ponemos en modo avión y te invitamos a hacer una pausa en septiembre (o cuando quieras) para...