fbpx

Encanto turístico a pocos kilómetros de Capital Federal

SAN ANTONIO DE ARECO

Sabemos que el concepto de viajar ya dejó de ser exclusivamente sinónimo de grandes distancias y tiempos de traslados. Creemos que viajar, hoy por hoy, tiene más que ver con sensaciones. Y en #Travelera nos gusta sentir. Siempre.

Te proponemos el próximo destino de tu mapa: San Antonio de Areco. En esta localidad, a pocos kilómetros de Capital (113 para ser exactos), el espíritu gauchesco y de días de campos se palpitan. Algo así como uno de los pueblos más turísticos de la provincia de Buenos Aires.

Es bien sabido que todos, en mayor o en menor medida, necesitamos días de aire libre, aún cuando seamos terriblemente dependientes y fans de las ciudades. El ABC de Areco se resume en: historia, río y encanto natural. Hay lugares que parecen ser el mix ideal entre la tradición y los toques de sofisticación (propios, aunque no exclusivos) de lo que llamamos (pos)modernidad. Aquí la lista es infinita: a los característicos almacenes y pulperías, se suman las tiendas de cuero, las ferias de artesanías y de antigüedades, las cabalgatas, las noches donde el ritmo es al 2×4 y los bares notables.  Ponete cómodo, que comenzamos a recorrerlo con vos.

Si sos de los que, para aprovechar el día, encaran el viaje temprano seguro llegás a destino antes del mediodía. Momento justo para hacer parada obligada y disfrutar del vermut que proponen Lo Bessonart, un almacén de ramos generales actualmente convertido en bodegón y manejado por sus dueños (dos hermanos). Un verdadero boliche de paisanos en serio. Cuando te detengas a mirarlo por fuera no pienses que ya hizo efecto el vermut, realmente está inclinado (la curvatura en la pared puede observarse a simple vista). Nada que envidiarle a la Torre de Pisa. Y mucho más cercano. Si bien es un lugar restaurado, conserva su revoque de época y techo original. Se trata de esos sitios con fama de ser lugar de culto para quienes visitan el pueblo. 

Seguimos con la ruta del placer comestible y llegamos a otro referente local para la hora del almuerzo: el Almacén de Ramos Generales, con su propuesta de tradicionales carnes a la parrilla y pastas se suman otros como conejo con papas doradas y una cazuela de origen vasco (conocida como Txangurro). Y en #Travelera ya elegimos el postre por vos: flan mixto, im-ba-ti-ble. Cuando cae la noche, la cita obligada en materia gastronómica es El Mestizo, un proyecto de cocina fusión con una carta limitada, pero deliciosa, que hermana Argentina y Chile, a cargo del chef local Federico Bovetti y la sommelier chilena Yenifer Mella.

¿Bonus? No dejar de visitar, Los Principios, una de las despensas más preciosas de Buenos Aires. Ideal para llevarse cositas previas a cualquier caminata. Y en la lista de bares históricos: Tokio, El Mitre y La Esquina de Merti. Y si sos enamorado confeso de la merienda y siempre necesitás hacerle honor, La Olla de Cobre es la opción exquisita, por excelencia, que mezcla clásicos infalibles a la hora de la tarde: mate cocido con alfajores o pastelitos.

,Porque nunca nos cansaremos de reivindicar los oficios, en San Antonio de Areco, estamos invitados a descubrir el universo de los anticuarios y platerías de la zona. Uno de los imperdibles es M.Rodriguez. Maximiliano Rodriguez, es un arequense que supo desarrollar, desde muy joven, la orfebrería y al encanto de una actividad, ya preciosa en sí, le sumó la fusión con las artes visuales. De esta manera su trabajo convierte sus creaciones en algo muy actual, pero que, a su vez, no pierde identidad la historia y el paso del tiempo. ¿Su plus? Un cincelado distinto a lo que estamos acostumbrados. Por supuesto, su taller puede visitarse, pero es necesaria la cita previa.

Además, en este afán por descubrir, Montepío y Landhaüs son dos clásicos para quienes quieran dar con esos muebles, adornos y tapices especiales para sus hogares presentes o futuros. Sus encargados seleccionan cada producto mediante una especie de curaduría.

Que nunca nos falte el ojo curioso (no chismoso) que quiera seguir conociendo en esta travesía por la provincia de Buenos Aires. En este podio ingresan los museos históricos con impronta gauchesca como el caso del Ricardo Güiraldes, que funciona dentro de una estancia de campo, cuya misión fue desde siempre recrear la vida y la cultura de la hacienda del SXVIII y, como corresponde, la vida del escritor argentina. La visita es de 10 a 17 hrs y totalmente gratuita. Otra gema es el museo de frascos de perfumes. Esta propuesta súper original se trata de un conjunto de actividades (como exposiciones, seminarios y charlas) que giran alrededor de los perfumes. Atención: si Areco será tu destino a visitar en noviembre, recordá que es época de festivales.

Y porque nada nos hace más libres que volar, si sos de los aventureros que aman la adrenalina, los campos de esta localidad son los ideales para tirarte en parapente. Eso sí, no te olvides de sumar a tu equipaje zapatillas y ropa cómoda (incluí abrigo)). Y, desde #Travelera, te aconsejamos que chequees siempre que el equipamiento sea nuevo y que cuente con instructor experimentado y con las licencias que se necesitan, para vivir una experiencia fascinante.

Porque luego de un día intenso, nada mejor que un buen (y merecido) descanso. El abanico de propuestas es súper amplio y para todas las posibilidades: desde posadas tradicionales hasta lugares de estadía con impronta sustentable. Dentro de esta última tendencia Raucho Eco Guest House es ideal para quienes abogan por esta filosofía. Una gran casona en el medio del campo en clave verde y amigable con el medio ambiente: uso de energía renovable, reciclaje de residuos, huerta propia, y comercio justo y local.

Si sos de los que aman la vida de hotel, vayas donde vayas, Hotel & Spa San Carlos será de tus favoritos, y como reza su slogan, te enamorarás. Ubicado a pasos de la costa del río y a pocas cuadras de la plaza principal. Cuenta con pileta climatizada y techada, Hammam Spa (un lugar paradisíaco para relajarse a través de la hidroterapia). Aquí la tradición se siente en el aire. Además, cuenta con parrillas para quienes quieren despuntar el vicio de asar.

Porque un fin de semana cualquiera puede convertirse en una escapada perfecta cuando se trata de San Antonio de Areco.

Seguí leyendo

Con destino a Tigre

Con destino a Tigre

Hay lugares que parecen adaptarse literalmente a los deseos de quienes lo visitan. Algo así como un elige tu propia aventura. Ese parece ser el caso de Tigre, que cuenta con planes para todos: para quienes sólo quieren ir a pasar el día; para los que buscan alejarse...

Culto al vino: la expansión de los wine bars

Culto al vino: la expansión de los wine bars

Porque no hace falta una excusa cuando se trata de una copa de vino, ya sea acompañado o en solitario. Sabemos que es el maridaje perfecto para un sinfín de comidas, y para crear momentos que se transforman en recuerdos. Seguramente, cuando lo cotidiano se vuelve...