fbpx
Tandil, una localidad con movida propia
Es probable que sea conocida, por sobre todo, por la piedra movediza. Eso tiene el inconsciente colectivo. Pero, Tandil tiene mucha movida propia y es el lugar que debiese ocupar el podio en una lista de escapadas de fin de semana. Desde #Travelera te invitamos a descubrirla con nosotros. Si te preguntás: ¿Qué conocer, qué descubrir, dónde hospedarse y dónde comer? No te preocupes, llegaste al lugar indicado.

Fin de semana y primavera nos anima (¿podría ser de otra manera?) a dejarnos hipnotizar por la naturaleza. Y si de naturaleza hablamos EL lugar a conocer en esta localidad es el Lago y el Dique del Fuerte. Además, de ser un espejo artificial de agua (que data desde 1960) es la invitación a dejarte atrapar por él, y a animarte a disfrutar de una oferta súper amplia de actividades. Tomá nota: pesca, canotaje, windsurf (entre otros deportes acuáticos y recreaciones náuticas), caminatas, bicicleteadas y footing. Si el tiempo acompaña, moverse es la condición. Y, como si hiciese falta duplicar la oferta de aire libre, a un paso de aquí puede visitarse el Mercado Artesanal de Tandil para conocer y comprar las creaciones de los artesanos de la ciudad. Para los amantes de la literatura, el combo cierra perfecto porque en este punto se localiza el Monumento a Don Quijote y a Sancho Panza. Ambas esculturas fueron realizadas, hace más de 10 años, por tres artistas locales: Alberto Vinsennau, Ernesto Santiago y Gustavo Andersen. Prepárense para maravillarse con más de 4 y de 3 metros, respectivamente.

Para quienes durante la visita no puedan dejar de lado su afán de aprender, el Museo Municipal de Bellas Artes de Tandil (MUMBAT) es la parada obliga. Este lugar nació como el objetivo soñado y concretado de la “Sociedad Estímulo de Bellas Artes”, de diversas ramas de la sociedad y de inspiración plástica. Allí pueden contemplarse pinturas de artistas argentinos y extranjeros, que se suman a colección de porcelanas, cerámicas y muebles de estilo. La importancia y la valoración del patrimonio cultural son las aguas por las que se mueve MUMBAT.

Porque muchas veces, la gastronomía también es un arte, y porque no hay viaje que no la honre, a continuación te recomendamos tres lugares que sabemos van a deleitarte.

El criollo, restaurante y cocina al disco. Reconocido por quienes viven allí y por quienes lo visitan con en calidad de turistas, se destaca la parrilla y el asado criollo. Por supuesto, su especialidad son las carnes, con ese sabor particular que propone toda cocina al disco. Pero, si no sos tan fan, podés derretirse con sus pastas caseras y minutas para todos los gustos. Y si van en plan de amigos las picadas para compartir son un gran sí. Todo, por supuesto, con una amplia carta de vinos. ¿Lo mejor de todo? Está abierto todos los días, almuerzos y cenas. No importa cuándo llegues a Tandil, El Criollo siempre te espera con los brazos y con la carta abiertos.

Bar Firpo es una esquina tradicional con identidad. No sabemos si será el poder hipnótico de esos lugares que saben a historia (la construcción original data de 1908) o sus sabores característicos que resulta inimaginable regresar de Tandil sin haberlo visitado. Un sitio para atesorar momentos, anécdotas y recuerdos. Ingresar es asegurarse un viaje en el tiempo a través de sus  altos estantes, piso de madera, detalles en chapa, botellas y otros accesorios que refuerzan su impronta de hace más de un siglo. ¿Qué probar en Firpo? Su vermú, sus picadas, sus minutas y sus sandwiches. El paladar, agradecido. Después nos contás.

Y si de movernos hablamos, los aromas siempre marcan un camino a seguir. Ese parece ser la razón de Tierra de azafranes, arrocería y restaurante. Una concepto que nació en España, y que se materializó en Argentina, logrando el mix entre la comida española y los gustos de la cultura de nuestro país. Si bien hace 10 años nació bajo el nombre de Azafrán, hoy mutó a Tierra de azafranes. Como todo tiene una explicación: en un principio era apto sólo para 26 personas. La gran demanda fue el puntapié para dar el salto. Actualmente la cifra de comensales llega a 70, quienes pueden disfrutar del salón interno y del patio. Un sitio que ofrece “comida mediterránea”, de alta categoría, donde se destacan los arroces, los pescados y los mariscos. Exquisitez es una palabra que resume la experiencia y que es bien válida tanto para su gastronomía como para su ambientación.

Como a todo gran movimiento le llega su momento de descanso, si tenés pensado extender tu estadía y estás buscando el lugar ideal apuntá estas opciones. Hostería Casagrande ubicada en la zona residencial de Tandil, a 2 km del centro y a 10 minutos del Lago del Fuerte, que te mencionamos en al principio.. Entre sus instalaciones ofrece piscina descubierta y cubierta; spa (porque si hablamos de descanso, le hacemos caso al 100%),  servicio de masajes y sauna seco. Además, si vas con niños, no te preocupes, porque en children´s friendly.  También cuenta con restaurante propio. Pero, si estás buscando el total relax, cuenta con room service. No podemos pedir nada más. ¿O sí?.

¿Sos de los que buscan maravillarse, aún, en el lugar que elegís para descansar? Entonces esa es la impresión que vas a vivir cuando pongas un pie en Posta Natural Apart & Hotel. Ideal para familias, parejas, amigos, viajes corporativos y amantes del deporte. Aquí se fusiona la posibilidad de vivir la experiencia (¡Cómo nos gusta!) con la privacidad y el confort propios del apart; o bien con la exclusividad y el lujo, característicos del hotel. Entre sus instalaciones hay planes tanto para niños, con pileta propia y sala de juegos; y piscina y cancha de tenis para los adultos. Todo con el marco de una vista panorámica impresionante, no te olvides de que está ubicado en lo alto de las sierras de Tandil.. Su slogan reza: “Un lugar increíble cerca de todo”. Damos fe. Hay lugares que saben dejar huella.

¿Bonus track? Por supuesto. Viste que comenzamos esta nota hablandote de la piedra Movediza. Por favor, no dejes de visitarla. Eso sí, para que estés al tanto. Se trata una réplica (con igual textura y color), inaugurada en 2017, de la piedra original que fue un fenómeno mundialmente conocido por su particularidad: 300 toneladas que se mantenía en equilibrio al borde de un cerro. En la actualidad “su doble” está ubicada en el Parque Lítico de la Piedra Movediza, que incluye un circuito de ascenso y descenso. 

Y vos, ¿Ya te pusiste en movimiento para visitar Tandil?

Recent Travels

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud