fbpx

WALTER GRIFFITHS

WALTER GRIFFITHS

SOBRE EL PROYECTO Con el boom del stencil, allá por los años 2003/2004, comenzó la historia de este artista visual. Autodidacta por naturaleza, su trabajo en una editorial de Madryn le sirvió para aprender a utilizar las plataformas digitales de diseño e ilustración. Una verdadera forma de capitalizar la experiencia y sus comienzos como ilustrador. Pero, llega un momento en el que uno tiene la necesidad de ir más allá. En el caso de Walter, imprimir sus creaciones, puntapié para sus inicios de exploración con el stencil y con la serigrafía. Según sus palabras el material lo guía y él se convierte en el instrumento que crea (cualquiera podría pensar que es al revés). Los materiales (chapas, maderas, vidrios, etc) surgen de todos lados y vienen con historia porque junta cosas de la calle. Su filosofía se basa en la reutilización de lo que muchos consideran “basura” y en su transformación. El proceso comienza cuando los despliega en el suelo y “escucha” lo que el material le cuenta. Además, tiene una gran consideración por la ecología y por la salud: no usa tintas absorbentes, sólo a base acuosa. Su taller oficia de poesía visual porque hay estanterías llenas de pequeños objetos (materias primas de próximas creaciones) dispuestos en cajas de maderas. Aquí todo tiene su sitio en armonía con el resto. Y en caso de no ser así, la próxima obra encontrará un lugar especial para aquellos materiales que parecen ser abandonados. Y Walter lo sabe.

RECOMENDADO Las ilustraciones y las láminas, son fáciles de transportar para quienes viajan porque se pueden enrollar y llevar en una valija tranquilamente. La serie Coronados sin gloria es una favorita porque está hecha a base de lo que la gente tira a la calle, rescatados y transformados en objetos, sin sacarle la magia que le da el tiempo a las cosas.